Al menos un centenar de personas han muerto y más de medio millar se encuentran desaparecidas después de que un tsunami causado por un terremoto de intensidad 7,5 haya golpeado las islas Mentawai, frente a las costas de Sumatra (Indonesia), según han informado fuentes oficiales. Una decena de pueblos de las Mentawai, la mayoría situados en las islas Pagai Selatan (del sur) y Pagai Utara (del norte), han resultado destruidos, de acuerdo con los datos de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres.

El epicentro del seísmo, que ha causado olas de hasta seis metros que han entrado 600 metros en tierra firme, está localizado a 33 kilómetros de profundidad bajo el nivel del mar y 149 kilómetros al sur de la ciudad de Padang, en la costa oeste de Sumatra.

Los equipos de búsqueda y rescate y la Cruz Roja Indonesia han enviado 100 bolsas para cadáveres a las islas Mentawai. “Si las bolsas no son suficientes, enviaremos más”, ha informado el responsable de gestión de desastres de Sumatra Occidental, Ede Edward. Asimismo, está previsto el envío de un equipo, tiendas de campaña, alimentos y medicinas a la zona afectada. “Esperamos que el equipo llegue a la escena del desastre el miércoles por la mañana”, ha agregado.

Numerosos edificios de la localidad costera de Betu Monga han quedado destruidos, ha indicado un responsable de la oficina regional del Ministerio de Pesca. “De las 200 personas que viven en este municipio, sólo 40 han sido encontradas, otras 160 están todavía desaparecidas, en su mayoría mujeres y niños”, ha explicado. “Hay personas que han contado en el puesto de seguridad que no pudieron mantener a sus hijos en sus brazos, que fueron arrastrados. Mucha gente está llorando”.

La Policía local de las Mentawai está buscando a los desaparecidos y creando puestos de emergencia, ha explicado un agente en la comisaría del distrito de Sikakap. “Damos por hecho que la gente necesitará alimentos y cobijo. Está lloviendo mucho y el viento es muy fuerte”, ha indicado.

Por otra parte, un barco con turistas en el que viajaban entre ocho y 10 australianos no ha mantenido contacto por radio desde el terremoto, ha informado el Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio australiano en un comunicado. Asimismo, el resortsurfero de Macaronis, en la isla de Pagai Norte, también ha resultado gravemente dañado.