Médicos británicos curaron en sólo tres horas un cáncer localizado en el hueso de una pierna de una niña de seis años.
El procedimiento utiliza una técnica de alta precisión que consiste en eliminar ocho centímetros de hueso, tratarlo con radioterapia, rehabilitar la parte afectada y devolverlo, sin cáncer, a la pierna.Por primera vez esta cirugía se realizó bajo el mismo techo de un recinto hospitalario británico, el Centro para el Tratamiento del Cáncer de la Clínica Harley Street, en Londres.

“Antes, el hueso afectado por cáncer tenía que ser enviado a un hospital situado a media hora de distancia, mientras el paciente esperaba en la mesa de operaciones durante al menos una hora”, contó el cirujano que realizó el procedimiento, Rob Pollock.

“Una operación más corta significa menos anestesia, menor riesgo de complicaciones e infecciones, menos daño de tejidos y menos dolor y sangrado, lo que es mucho mejor para el paciente”.

Un portavoz de la clínica dijo que en sólo dos días la estudiante rusa Darya Egorova, quien fue la paciente, empezó a dar sus primeros pasos con la ayuda de una muleta. La estadía en el hospital duró sólo una semana”.

En su forma primaria, y cuando resulta de una metástasis, el cáncer de huesos es una forma rara de tumor. Aunque puede afectar a personas de todas las edades, es más común en adolescentes entre los 12 y 17 años, causando dolor e hinchazón.