La firma británica vendió activos en Texas, Nuevo Mexico, Canadá y Egipto a la petrolera estadounidense Apache por US$ 7.000 millones.

Varios campos petroleros y de gas de la empresa británica BP en los estados norteamericanos de Texas y Nuevo Mexico, así como en Canadá y en el desierto egipcio, pasaron a manos de la petrolera estadounidense Apache por 7.000 millones de dólares, informaron hoy ambas empresas.

Bristish Petroleum (BP) está recaudando dinero para poder pagar los daños de la marea negra en el Golfo de México. Ya desde hace días se especulaba con estas ventas, a las que se presume seguirán otras. BP espera poder recaudar a través de la venta de activos hasta 20.000 millones de dólares.

Para conseguir capital fresco, el jefe de BP, Tony Hayward, se reunió además con inversores en Cercano Oriente, entre otros lugares.

Desde hace tres meses mana petróleo al mar desde un pozo de perforación en el Golfo de México. Numerosos pescadores quedaron desempleados y los turistas ya no acuden a la región, cuya economía se ve fuertemente afectada.

Hace pocos días, la fuga de petróleo fue sellada provisoriamente, pero aún no se halló una solución definitiva.

no les creo nada.