Menor que sufrió grave síndrome tras vacunarse contra la gripe AH1N1 enciende las alarmas en el país. Intensas campañas pretenden parar la vacunación. Familia presentaría una querella

Ciudadanos de todo el mundo han ocupado Internet y su red con intenciones de llevar toda la información disponible en torno a la vacuna contra la AH1N1 creando una fuerte discusión al denunciar los peligros que conlleva.

La campaña se llama “Detengan la Vacuna” y el principal argumento es que las principales autoridades de salud del mundo, desde la Organización Mundial de la Salud, OMS, hacia abajo, han decidido comprar la vacuna contra gripe AH1N1 y ya están realizando inoculaciones masivas sin haber investigado exhaustivamente sus consecuencias.

El temor a los numerosos efectos secundarios se ha propagado en gran parte del mundo, y en varios países del hemisferio norte miles de ciudadanos se han negado a recibirla.

Ahora el debate está en nuestro país, tras el caso de un menor de siete años que luego de vacunarse contra la influenza AH1N1 presentó el grave síndrome de Guillain-Barré.

Max fue inoculado el pasado 29 de abril y a los 10 días comenzó con síntomas de parálisis en sus extremidades inferiores de forma progresiva, por lo que fue internado en el Hospital de Talca, donde es sometido a un tratamiento de inmunoglobulina

El niño se encuentra estable pero en condición grave, y está siendo alimentando con suero debido a los problemas de movilidad que tiene.

El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno neurológico en que el sistema inmunitario del cuerpo ataca a una parte del sistema nervioso periférico, la mielina, que es la capa aislante que recubre los nervios, los cuales no pueden enviar las señales de forma eficaz, lo que genera que los músculos pierdan su capacidad de responder a las órdenes del encéfalo. El resultado es la incapacidad de sentir calor, dolor y otras sensaciones, además de paralizar progresivamente los músculos del cuerpo.

Varios son los efectos secundarios que puede traer la vacunación y que no han sido investigados, según afirman los expertos y entre ellos están: Síndrome de Guillain-Barre, vasculitis, shock anafiláctico, distonía y alguno de ellos aseveran que personas han muerto por la vacuna en otros lugares del mundo.

Cambio21 intentó contactarse con el ministerio de Salud para obtener respuestas sobre el efecto de la campaña destinada a lograr la vacunación masiva, pero no fue posible obtener una respuesta.

Hay relación entre vacunas de influenza y el síndrome

Por su parte, la doctora en ciencias y viróloga de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Vivian Luchsinger, señaló que la condición de nacimiento prematuro del menor Max no es necesariamente vinculante con el síndrome de Guillian-Barré y dijo que la vacuna lo puede causar, pero también hay otras posibles.

“Hay una relación de las vacunas contra la influenza que se conoce, que es una muy baja frecuencia, pero es uno de los riesgos. Todas las vacunas tienen algún efecto adverso, pero la frecuencia es muy baja, por lo tanto el beneficio que se obtiene es mayor aunque puede existir una relación entre el Guillain-Barré y la vacuna”, sostuvo la experta.

Además Luchsinger añadió que el desarrollo del Guillain-Barré “es una respuesta individual que tiene que ver con la respuesta inmune y es absolutamente individual y la infección natural por el virus de influenza también puede producir casos de este síndrome, así como también se puede generar por otros virus”.

Defensa de la vacuna

La subsecretaria de Salud, Liliana Jadue, aclaró que el menor internado en Talca tenía antecedentes previos, pues nació prematuro y aunque es posible que la vacuna haya generado el síndrome, no es la única causa. La autoridad destacó que la incidencia de este síndrome tras una vacunación es menor al uno por ciento de la población, por lo que insistió en el llamado a vacunarse, porque la influenza genera más muertes.

En tanto la infestóloga Katia Abarca, coordinadora del vacunatorio del Hospital Clínico Universidad Católica, dijo que “no hay ningún peligro, al igual que cualquier otro medicamento al inocularse contra la influenza humana, la persona pueden sentir algunos malestares”, dijo la experta.

A lo que agrega: “Todas las vacunas pueden producir una alergia o una reacción, está dentro de lo esperado, al igual que dolor en el sitio de la inyección, que se ponga rojo o un poco de fiebre por unos dos o tres días”.

Parte de lo que sucedió en el mundo es sintetizado por la campaña que está en Internet basándose en los siguientes hechos:

* En Suecia se produjeron 5 muertes en el período inmediatamente posterior a la vacuna y hay más de 200 reportes de efectos secundarios graves.

* En Suiza se han reportado más de 300 casos de efectos secundarios graves, y el ministerio de Salud ordenó suspender la vacunación a niños o adultos jóvenes (menores de 18 años), ancianos y embarazadas.

* En Alemania se han producido fuertes protestas, al descubrirse la solicitud del Ejercito, de recibir una versión de la vacuna que no contenga coadyuvantes.

* En Francia hay una iniciativa legal para que la vacunación sea obligatoria.

* En España e Inglaterra más de la mitad de los funcionarios de salud se niegan a recibir la vacunas por considerar que no está suficientemente probada, a pesar de la presión de sus gobiernos para que lo hagan.

* En Finlandia la ex-ministra de Sanidad Rauni Kilde declaró que existe una conspiración de las coporaciones farmaceuticas detrás de la AH1N1.

* Transparencia Internacional asegura que la campaña de vacunación es motivada por las ganancias.

Ante lo que puede ser tomado como una liviandad de parte de las autoridades nacionales, estos internautas siguen firmes a pesar de que las vacunas ya se están inyectando.

Internacionalmente una de las lideres de este movimiento es una monja benedictina española, doctora en medicina; ella forma parte central de la campaña contra la vacunación de la gripe pandémica AH1N1 mediante un video en Internet del que ya se hicieron miles de descargas.

Teresa Forcades, autora también de “Los crímenes de las grandes compañías farmacéuticas” y “La teología feminista en la historia”, expresa en un video su preocupación que los gobiernos puedan declarar obligatoria la vacuna contra la gripe AH1N1 debido, entre otras cosas, al desconocimiento sobre sus efectos secundarios.

El debate da para largo mientras las autoridades señalan de que no hay peligro, asociaciones médicas como la de Perú, Costa Rica y otros países latinoamericanos han señalado que la incidencia y letalidad de los casos no justifica el gasto de compra de vacunas y muchos de ellos llaman a no usarla debido a la ya mencionada poca investigación al respecto.

No descartan iniciar acciones legales

Luego de atribuir la situación que atraviesa su hijo de siete años a la vacuna contra el AH1N1, Dedan Ibacache señaló que no descarta anunciar acciones legales contra quienes resulten responsables. El menor M.I. adquirió el síndrome de Guillain-Barré, cuyos síntomas comenzó a presentar dos semanas después.

“No descarto iniciar acciones legales en contra de quienes resulten responsables, porque si bien yo firmé la autorización para que vacunaran a mi hijo en el colegio, nadie me advirtió cuáles eran las contraindicaciones que esta vacuna tenía, sólo me enteré recién ahora (…) que en la circular del ministerio aparece que hay que observar posibles síntomas de la enfermedad de Guillain-Barré”, dijo a latercera.com Dedan Ibacache.

Agregó que “si me hubiesen advertido que los niños con defensas bajas, como mi hijo, podían sufrir este síndrome, yo no lo hubiese vacunado”.

El padre señaló que por ahora está preocupado de la recuperación y  rehabilitación del menor. “Mi hijo ha presentado mejor ánimo hoy, pero los dolores en las piernas siguen siendo muy intensos.

“Ahora tendremos que pensar en su recuperación y rehabilitación, pues tendrá que regresar a la Teletón, desde donde lo dieron de alta el año pasado por un problema de psicomotricidad leve que tenía”, afirmó.

vamos que la gente se de cuenta de esta farsA!!!!