¿Cómo se identifica al charlatán? Muy simple: No es práctico. No hay esoterísmo práctico/científico¹ en sus palabras. Habla obviedades. Dicen lo que la mayoría de la gente quiere escuchar y no se comprometen. Por lo general, evitan mencionar a Dios o a Jesucristo. Entretienen a sus espectadores con visiones maravillosas del mundo mundano, hacen que el escuchante se facine con la realidad material. Creen tener la fácil clave del éxito. El charlatán suele ser de nivel económico alto. Les hablan de hadas, duendes y demás elementales² sin hablar de los más importante: DIOS.

¿Cómo se identifica al estafador? Muy fácil. El verdadero Maestro NO COBRA ABSOLÚTAMENTE NADA por sus enseñanzas. Eso es todo lo que ha de tenerse en cuenta, y a esto quería llegar.
“No se puede servir a Dios y al Dinero al mismo tiempo” y esto ya lo decía el Maestro Jesús el Cristo. Porque el dinero es símbolo del pecado y conduce al pecado mismo. El dinero es impuro porque representa al bien material del que el sincero aspirante religioso debe desapegarse. Aquel que se dice un ser espiritual y ama el dinero, no es un ser espiritual. Aquél que dice ser un instructor espiritual y cobra por sus enseñanzas, NO AMA.
El verdadero Maestro siente un profundo Amor por sus prójimos, y exáctamente eso es lo que los mueve a compartir el Conocimiento y la Doctrina. Ya que no hay mayor demostración de Amor que develar el Camino de Salvación al prójimo. El Conocimiento conduce al Amor y el Amor al Conocimiento.

Nunca den sus fechas de nacimiento a extraños. Nunca consulten a tarotistas ni a interpretadores de sueños, etc. Tómense esto que les digo en serio. Tomense a la vida espiritual en serio: Nadie debe enterarse de lo que usted sueña, porque el sueño es un mensaje desde el plano Superior que sólo es de incumbencia suya y son muy personales. Lo recomendable es lo siguiente: Sea Usted mismo su propio tarotista, su propio astrólogo, su propio interpretador de sueños, su propio quiromante, etc. Esto es lo más seguro. Pero sobre todo, sea Usted mismo quien tome las riendas de su vida y su personalidad, no sea que el mundo mundano y sus circunstancias lo arrastren a la marea de la perdición.
Dios está en cada uno de nosotros. Sólo debemos DESPERTAR CONCIENCIA
___________________________________________
¹ No hay religión sin ciencia. No hablo de la ciencia conocida hoy, totalmente tridimensional. Sino de las ciencias ocultas: la meditación, la alquímia, la cabalá, el desdoblamiento astral, y una larga lista de “etcéteras” …
² No niego la existencia de los elementales. Pero eso es algo que en El Camino viene por añadidura y a veces descarrila al aspirante espiritual.