Santiago.- Unos 4.000 estudiantes marcharon el  miércoles por el centro de Santiago exigiendo mayores beneficios sociales para  los universitarios de las zonas afectadas por el terremoto, entre otros puntos,  en una protesta que terminó con incidentes y una decena de detenidos.

Los estudiantes exigen un incremento de 30.000 a 113.000 mil pesos del bono de emergencia que entrega el ministerio de Educación  a los universitarios afectados por el sismo, para alojamiento, alimentación y  transporte, ayuda que la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech)  considera insuficiente.

“El ministerio de Eduación se puso una meta muy ambiciosa para que los  escolares estén en clases desde el 23 de abril, pero ¿cuál ha sido la meta para  la educación superior? Hemos presentado todas estas propuestas porque  inevitablemente si esto no cambia la deserción estudiantil vendrá y será  perjudicial”, estimó Joaquín Walker, dirigente estudiantil de la Universidad  Católica.

La marcha contó con la autorización de la Intendencia de Santiago, lo que  no impidió que se produjeran incidentes entre estudiantes y efectivos policiales.  Una decena de universitarios fue detenido por Carabineros.

La protesta, convocada la semana pasada por la Confech tras una reunión sin  resultados con el ministro de Educación, Joaquín Lavín, es la primera marcha de  estudiantes durante el gobierno de Sebastián Piñera, y logró reunir unos 4.000  asistentes, según comprobó la AFP.

El ministro calificó estas marchas de incomprensibles dado el contexto de  reconstrucción en el que está enfocado el país tras el sismo y maremoto del 27  de febrero pasado.