Ordenan cambios en Legionarios de Cristo

Papa Benedicto XVIEl Papa dijo que quiere ayudar a la congregación a solucionar sus problemas.

El papa Benedicto XVI dijo que pondrá en marcha una serie de profundas reformas en la orden Legionarios de Cristo, cuyo fundador, Marcial Maciel, está señalado de cometer abusos sexuales contra menores.

El pontífice describió las acciones de Maciel como inmorales y criminales, y explicó que por tal motivo la orden debe ser purificada.

Benedicto escuchó los resultados de una investigación de ocho meses llevada a cabo por cinco obispos designados para inspeccionar a los legionarios y a Regnum Christi, el brazo laico de la orden, en respuesta a los escándalos detrás de la figura de Maciel.

clic Lea: Iglesia Católica mexicana sufre por sus legionarios

A través de un comunicado, el Vaticano señaló que la investigación concluye que “los comportamientos inmorales de Maciel se configuran, a veces, como verdaderos delitos y manifiestan una vida carente de escrúpulos y de genuino sentimiento religioso”.

Ante esto, el pontífice designará a un delegado papal y un comité que evaluará los cambios, lo que podría dejar sin cabeza a la cúpula de la orden religiosa.

Más que disculpas

Recientemente la orden pidió perdón a través de una carta y un comunicado, luego de negarse por 13 años a reconocer los abusos de su fundador.

Marcial MarcielEl fundador de los Legionarios de Cristo ha sido acusado de cometer agresiones desde la década de los 50.

También la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el máximo órgano de gobierno de la Iglesia Católica en el país, ofreció una disculpa a las víctimas de abusos.

“Estas situaciones que nos llenan de dolor y tristeza nos marcan un camino de penitencia, convulsión y purificación en la verdad para alcanzar la Justicia”, señaló.

Tras estudiar el informe de la Visita Apostólica se dará a conocer el futuro de la congregación -con presencia en 22 países, muchos de ellos de América Latina- la cual podría ser reformada, intervenida o incluso suprimida.

La investigación estuvo a cargo de los obispos Ricardo Watty Urquidi, de Tepic, México; Ricardo Blázquez Pérez, arzobispo de Valladolid, España; Ricardo Ezzati Andrello, de Concepción, Chile; Charles Joseph Chaput, de Denver, EE.UU.; y Giuseppe Versaldi, de Alessandria, Italia.

De acuerdo Alberto Najar, corresponsal de BBC Mundo en México, la polémica no afecta solamente a los Legionarios de Cristo, sino a la Iglesia Católica en general.