La naturaleza sigue cediendo terreno

Los gobiernos del planeta no podrán lograr su objetivo -consensuado internacionalmente- de frenar la pérdida de especies y de espacios naturales para 2010, según confirmó un estudio.

Árboles quemándose en BrasilLas amenazas a la biodiversidad siguen en aumento.

Virtualmente, todas las especies y ecosistemas muestran un continuo declive, a la vez que las presiones sobre la naturaleza continúan, concluyó.

Publicado en la revista Science, el estudio confirmó lo que los conservacionistas ya sabían desde hace varios años.

“Nuestro análisis muestra que los gobiernos no han logrado cumplir con los compromisos que asumieron en 2002”, dijo el líder del estudio, Stuart Buchart, del Centro de Control y Conservación Mundial del Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas (UNEP, por sus siglas en inglés) y de BirdLife International.

“La biodiversidad se sigue perdiendo con la misma rapidez que siempre. Hemos progresado un poco en la reducción de la presión en las especies, hábitat y ecosistemas”, indicó.

A lo cual, el jefe científico de la UNEP, Joseph Alcamo, agregó: “Desde 1970, hemos reducido las poblaciones animales en un 30%, el área de manglares y vegetación marina en un 20% y la superficie de los corales vivientes en un 40%”.

Y observó que “estas pérdidas son claramente insostenibles”.

Nuevos objetivos

Los autores aseveran que las políticas para limitar las amenazas a la biodiversidad no están a la altura de las circunstancias.

Butchart explicó que, a pesar de que las naciones han implementado algunas medidas para disminuir la pérdida de biodiversidad, “éstas han sido muy inadecuadas, y la brecha entre las presiones sobre la biodiversidad y las soluciones es cada vez más profunda”, indicó el científico.

La biodiversidad se sigue perdiendo con la misma rapidez que siempre, y hemos progresado un poco en la reducción de la presión en las especies, hábitats y ecosistemas

Stuart Buchart, de la UNEP

Mientras que un 12% de la tierra está ahora bajo algún tipo de protección, no todo está manejado eficazmente. Además, menos del 1% de la vida oceánica está protegida.

Por lo que los conservacionistas esperan que los gobiernos tomen medidas más estrictas en un futuro inmediato.

“Ya no podemos usar la excusa de que no sabemos lo suficiente acerca de la pérdida de biodiversidad en nuestro planeta”, sostuvo Jean-Christophe Vie, subdirector del Programa para las Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés).

“El papel de los gobiernos es soberano, pero la magnitud y la tasa de pérdida de biodiversidad significa que todos, desde los individuos hasta las empresas, deben actuar ahora para salvar la vida en la Tierra antes de que alcancemos un punto de no retorno”.

Los gobiernos revisarán su fracaso en cumplir con el objetivo para 2010 y probablemente establezcan uno nuevo en la Convención sobre Biodiversidad Biológica a realizarse en la cumbre de Nagoya, Japón, en octubre próximo, señala el corresponsal de la BBC para asuntos medioambientales Richard Black.

Los nuevos objetivos, observa Black, probablemente estén relacionados a las amenazas a la biodiversidad, como la agricultura no sostenible, la contaminación, el creciente tamaño de las ciudades y las redes de transporte.