El Gran Colisionador de Hadrones (LHC por sus diglas en inglés), considerado el mayor experimento científico del mundo, tratará de obtener una colisión de partículas en el más alto nivel de energía alcanzado hasta la fecha el próximo 30 de marzo, recreando las condiciones del «Big Bang», el momento del nacimiento del Universo hace 13.700 millones años, según ha anunciado la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en inglés).
Por el LHC, que se extiende por un túnel circular de 27 kilómetros de largo por debajo de la frontera franco-suiza, comenzaron a circular las partículas en noviembre pasado después de ser cerrado en septiembre de 2008 debido a un calentamiento excesivo.
Los haces dobles de partículas están circulando actualmente a 3, 5 tera-electrón-voltios (TeV), la más alta energía lograda, y se acelerará en los próximos días, de acuerdo con la CERN. «El primer intento de colisiones a 7 TeV (3, 5 TeV por haz) está prevista para el 30 de marzo», ha anunciado Rolf Heuer, director General del CERN. «Puede tomar horas o incluso días obtener las colisiones».

Es como lanzar agujas de fuego a través del Atlántico y lograr que choquen a mitad de camino
Las colisiones múltiples a 7 TeV pueden crear «mini Big Bangs», un hecho sin precedentes que miles de científicos analizarán en los próximos años. «Sólo el alineamiento de los haces es un reto en sí mismo: es un poco como lanzar agujas de fuego a través del Atlántico y lograr que choquen a mitad de camino», ha afirmado Steve Myers, director del CERN para aceleradores.
Una vez que se establezcan las colisiones de alta velocidad, el plan es mantenerlas de forma continua durante 18-24 meses, con una pausa técnica a finales de 2010, dijo el CERN.
En busca de la materia oscuraLa materia oscura, que los científicos creen que compone el 25 por ciento del universo, pero cuya existencia nunca se ha probado, podría ser detectada en este proceso. Los astrónomos y los físicos dicen que sólo el 5 por ciento del universo se conoce actualmente, y que el resto invisible se compone de la materia oscura y la energía oscura, que constituyen el 25 por ciento y 70 por ciento, respectivamente.
«Si podemos detectar y comprender la materia oscura, nuestro conocimiento se ampliará para abarcar el 30 por ciento del Universo, un gran paso adelante», dijo Heuer en una conferencia de prensa a principios de este mes.

…A mi parecer
Dios nos salve de esto…